lunes, 21 de febrero de 2011

Billy the Kid



Mucho puede decirse de este vaquero que se convertiría en forajido y que vivió en EE. UU. entre 1859 y 1881. Henry McCarty como dicen se llamaba o también conocido como Henry Antrim o William H. Bonney.


Un día llegó al condado de Lincoln, Nuevo México y se convirtió en pistolero, el más temido. Se lo considera responsable de 21 muertes aunque solo se probaron 9.



Tiroteos, defensa propia, y fugas de la cárcel, así se movió Billy al convertirse en delincuente.

Fue jugador, robó ganado y bandolero. Su madre ya viuda vuelve a casarse no una, sino dos veces. Se enferma, muere y queda solo y abandonado a los 14 años, y realizó algunos trabajos para sobrevivir.

Y así comienza su vida de delitos, robos pequeños, por los cuales pronto lo dejaban en libertad.


Se muda a Lincoln, Nuevo México y se emplea en un rancho como vaquero. Se produce la guerra entre rancheros llamada La guerra del condado de Lincoln. Los ataques incluyen al dueño del rancho donde el trabajaba, y otros que deseaban controlar el territorio como un grupo de jueces, políticos, empresarios, ganaderos mataron a Tunstall, quién ya era como su padre. Entonces Billy mató al Sheriff Brady y a su ayudante y huyó a Texas.


Con el fin de terminar con el conflicto en Lincoln, el recién nombrado gobernador de Nuevo México Lew Wallace, ofreció amnistía para todos los sobrevivientes de la guerra de Lincoln. En el caso de Billy, este quedaría obligado a testificar en otros juicios por asesinato que estaban pendientes de ser realizados. Billy aceptó pero el gobernador faltó a su palabra, arrestándolo pero logró huir, encontrando cobijo en el desierto.

Se fugó pero el 14 de Julio y en situación un poco confusa murió por un balazo de Pat Garrett, Marshall del lugar.

Y tras 129 años el gobernador Bill Richardson de Nuevo México le negó el perdón a Billy the Kid. El gobernador declaró al canal ABC que no indultaría al forajido. Se decía que el gobernador en 1880 Lew Wallace había prometido perdonarlo. Pero como no hay certeza de esto, otros dicen que Wallace renunció al perdón.

Pero la leyenda de Billy the Kid seguirá inspirando a los cineastas a filmar nuevas producciones sobre este personaje. Y habrá nuevos libros también.



Leticia Teresa Pontoni.