lunes, 10 de enero de 2011

Una pequeña flor


Una pequeña flor,

me alegró el día.

La planta parecía sin vida.

La sequía acechaba la tierra.

Escondida y tímida apareció.

Nació callada, bella y rosada.

La planta apoyaba sus ramas

sobre una vieja pared.

Pero no…sus raíces fuertes

reverdecieron.

A pesar de la sequía

que era mucha y triste.

Y la lluvia llegó,

fresca y en cantidad,

y tocó sus ramitas muertas.

Y ayer la vi…

¡Qué contenta me puse!

Hermosa, praciosa, sus flores

ya nacieron.

A veces las pequeñas cosas

cambian nuestro día.





Leticia Teresa Pontoni

© 2010

No hay comentarios: